Considerando los aspectos que deben ser abordados desde el enfoque epistemológico descrito en los primeros capítulos y las circunstancias que implican para una mujer defensora afrontar eventos que atentan contra su integridad y la de sus personas cercanas, es necesario citar, en primer lugar, los momentos críticos que emergen durante el tránsito por estas situaciones complejas de riesgo, tal como se expuso en el capítulo anterior. Estos periodos variables y singulares en la experiencia de cada defensora se considerarán de aquí en adelante momentos de intervención, que demarcan diferentes necesidades de atención psicosocial en distintos ámbitos de relación.