Desde la Corporación Sisma Mujer y la Red Nacional de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos manifestamos públicamente nuestra indignación