A lo largo de la última década, América Latina ha avanzado en la comprensión y prevención del fenómeno de violencia y acoso contra mujeres en la política, incluso algunos países han aprobado marco normativos y leyes para sancionar este tipo de conductas. A nivel interamericano, fue aprobada la Declaración sobre la Violencia y el Acoso Políticos contra las Mujeres, la cual apunta a prevenir y sancionar conductas que buscan menoscabar y restringir el derecho de las mujeres a participar en los asuntos políticos y públicos en igualdad de condiciones a los hombres.