Saroma Yobaty es un grupo de mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia sexual tanto en el contexto del conflicto armado como en entornos cotidianos no atravesados por la guerra. Se formó en 2009 alrededor de un proceso de acompañamiento psicosocial colectivo que adelantó la Corporación Sisma Mujer entre 2009 y 2014. Su denominación resulta de la compilación de las letras iniciales de los nombres de sus doce integrantes. A lo largo del tiempo se han integrado unas mujeres, se han retirado otras y al final, como todo proceso social que pasa por distintos movimientos, se consolidó con doce mujeres, que viven en distintas regiones del país, en su mayoría como consecuencia del desplazamiento forzado.