Más de cinco décadas de duración de la violencia sociopolítica y del conflicto armado interno en Colombia han dejado miles de víctimas, entre ellas las mujeres víctimas de violencia sexual por los actores armados legales e ilegales, de quienes el país comienza apenas a ser consciente. La acción persistente de organizaciones de mujeres y de derechos humanos para que el Estado garantice a las mujeres víctimas sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación, ha puesto al país frente a esta dura realidad.