Las agresiones en el conflicto armado son la exacerbación de las violencias contra las mujeres que enfrentan desde su nacimiento hasta la tumba que muestra la permanencia de un sistema fundado en la discriminación contra las mujeres que se ve proyectada en todos los aspectos sociales. Las cifras estatales revelan un preocupante aumento en las violencias, a pesar de las dificultades que siguen presentando los sistemas de información, que lleva precisamente a cuestionar las medidas en prevención y atención, el impacto derivado de la impunidad y la importancia de formular acciones estructurales para enfrentar el panorama.