Según el Informe en el 2013 hubo un total de 366 casos de agresiones en contra de defensoras y defensores de derechos humanos en Colombia (gráfica 1). Esto significa que las agresiones se incrementaron en un 2,5% en comparación con el 2012 y en un 53% en comparación con el 2011.