25-05-2017 / 2:57 pm

[Comunicado 25 de mayo] Del fin de la guerra a la erradicación de la violencia sexual contra las mujeres: un reto para la paz

La Corporación Sisma Mujer publica hoy 25 de mayo de 2017, en el marco de la conmemoración del Día Nacional por la Dignidad de las Víctimas de Violencia Sexual, el boletín de seguimiento al comportamiento de la violencia sexual contra niñas y mujeres en Colombia durante 2016.

Por medio de este documento, nuestra organización quiere destacar que la situación de violencia sexual contra las mujeres y niñas en Colombia, que lejos de ser un fenómeno del pasado, teniendo en cuenta que estamos en tiempos de paz, continúa hoy dibujando un panorama preocupante para las colombianas. Una aproximación cuantitativa con base en la información oficial disponible sobre la violencia sexual contra las mujeres indica que, en los dos últimos años la violencia sexual contra mujeres y niñas ha venido en aumento.

Según información obtenida del  Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INML-CF) y el Registro Único de Víctimas de la UARIV, las mujeres representan:

-El 85,21 % de los casos de violencia sexual en Colombia (INML-CF, 2016).

-El 85,15% de los casos de violencia sexual en el contexto de la violencia sociopolítica (INML-CF, 2016).

-El 93,3% de los casos de violencia sexual en el marco del conflicto armado (RUV- UARIV, 2017).

Siendo las niñas y adolescentes la población de mujeres que más sufren la violencia sexual, del total de mujeres agredidas 84,97% eran menores de edad.

De otro lado, la frecuencia de esta agresión se ha comportado de la siguiente manera:

-Cada 29,6 minutos una mujer fue víctima de violencia sexual (INML-CF, 2016).

-Cada dos días por lo menos una mujer fue víctima de violencia sexual en el marco de la violencia sociopolítica (INML-CF, 2016).

Respecto a la violencia sexual en el marco de la violencia sociopolítica se tiene que son los miembros de un grupo de delincuencia organizada  (Bandas criminales, pandillas, delincuencia común, narcotraficantes y paramilitares) los mayores presuntos responsables (52,29% de los casos). Seguidos por la fuerza pública (miembros de las fuerzas armadas, de policía, policía judicial y servicios de inteligencia) (20,18%) y, en tercer lugar, los grupos guerrilleros, miembros de grupos al margen de la ley, (ELN, EPL, FARC), quienes actuaron como presuntos agresores en 11,93% de los casos.

El panorama en Colombia sobre el incremento de las violencias contra las mujeres es preocupante y demuestra que, a pesar de los avances, el contexto social, político y cultural del país no permite que esta problemática se visibilice y se le dé la atención debida. En este sentido la eliminación de la violencia sexual contra mujeres y niñas, pasa por la puesta en marcha de una real voluntad política gubernamental del orden nacional, que no solo rechace sino combata efectivamente las múltiples violencias que afectan a las mujeres, a través de procesos pedagógicos que apunten a la transformación de las prácticas culturales, que ayuden a desmontar el mandato de masculinidad en el que los hombres se creen dueños de los cuerpos y vidas de las mujeres.

Sisma Mujer asume la tarea anual de nombrar, documentar, y hacer un registro juicioso del comportamiento de la violencia sexual contra mujeres y niñas, teniendo siempre como norte la incidencia política para la transformación de las vidas de las colombianas. Hoy, las víctimas de violencia sexual lejos de ser un registro o un expediente, son enérgicas constructoras de un país para la paz.  Hoy, 25 de mayo, como lo expresaba  Jineth Bedoya en un discurso reciente:

“Las sobrevivientes de violencia sexual, no solo en Colombia sino en el mundo ya no somos invisibles, y estamos listas para seguir levantando la voz y reivindicando nuestros derechos”.

Corporación Sisma Mujer.  

Boletín 25 de mayo: Comportamiento de la violencia sexual contra niñas y mujeres en Colombia durante 2016.

Texto del comunicado.